“Sabíamos que un cerdo rescatado sería un gran regalo para una joven mujer que gasta tanto tiempo en alentar a otros a que ayuden a los animales”, dijo Tracy Reiman, el vicepresidente ejecutivo de Peta.