No es de extrañar por tanto que Elton John haya solicitado una habitación extra en el hotel donde se hospeda para que su extensa colección de gafas descanse.