El holograma del Rey del Pop en tamaño real fue el acto principal en la entrega de los Billboard 2014 y logró su objetivo cuando todo el público del evento se encendió al ritmo de 'Slave to the Rhythm', tema inédito que nos hizo revivir al intérprete de 'Thriller'.