The Rolling Stones podría celebrar en grande sus 50 años de carrera con una gira, situación que no le desagradaría a Charlie Watts, baterista de la agrupación.