El cantante Alejandro Fernández programó para mediados de marzo los conciertos en Chile y Argentina que se vio obligado a cancelar tras sufrir una lesión en la rodilla, de la cual se recupera satisfactoriamente.