El salsero Marc Anthony puso a bailar con su contagioso ritmo a miles de salvadoreños que acudieron, en la noche del viernes, a un único concierto que el neoyorquino ofreció en el estadio Jorge "Mágico" González de San Salvador.