El cineasta neozelandés Peter Jackson regresa al universo fantástico de la Tierra Media con la primera entrega de la trilogía El Hobbit.