Julia Roberts para su próximo rol fílmico, ha dejado atrás la imagen de la simpática muchacha que conquista a todos a punta de sonrisas y sinceridad; ahora será más bien una bruja de aquellas.