“En las últimas décadas, los cuerpos de los superhéroes se han vuelto extremadamente musculosos con dimensiones corporales que son imposibles de lograr para la mayoría de los hombres”,