Enrique ya ha rebasado todos los récords de su padre y de otros artistas, incluyendo la venta de discos, Por ende, encuentro lógico y loable de su parte que no aspire a la fortuna de su padre.