Justin Timberlake fue el gran triunfador de la gala de los MTV Video Music Awards, en una noche que vio el regreso de Lady Gaga a los escenarios y una cortísima reaparición del grupo "N Sync.