Pitbull, hijo de cubanos, precedió hoy al presidente estadounidense, Barack Obama, en un acto de campaña en Hollywood (Florida) y pidió el voto para el mandatario, que busca su reelección el próximo martes.