La cantante mexicana Paulina Rubio decidió volcarse en su trabajo para olvidar los sinsabores que le ha causado su polémico divorcio con el empresario español Nicolás Vallejo-Nájera “Colate”.