Estas adicciones habrían sido originadas por la tóxica relación amorosa que mantuvo con su esposo Blake Fielder-Civil.